CICLO: DANZA DE LA LUNA

Teresa Rodriguez- Danza Luna 2017

Todas las mujeres somos danzarinas de la luna. En cada luna, en cada ciclo, danzamos con las diferentes energias presentes en nosotras. Esta es una llamada a las mujeres que quieren profundizar en este viaje de comprensión de la esencia de nuestra naturaleza femenina, en círculo, sintonizadas con la luna, entendiendo y sanando nuestro femenino sagrado y estableciendo lazos de sororidad y de cuidado entre nosotras.

UNA FORMACIÓN EN ESPIRAL

Cada ciclo anual consiste en cuatro encuentros de fin de semana, uno en cada estación, sintonizado con una fase lunar. En estos encuentros exploramos las diferentes energias presentes en nosotras de la misma forma que estan presentes en la naturaleza, tratamos temas claves para la feminidad y desarrollamos los pilares para vivir una Feminidad Radiante. Puedes hacer este viaje todas las veces que quieras.

Hace diez años, surgió en El Escorial el primer ciclo de Danza de la Luna siguiendo la necesidad del círculo de mujeres que guiaba en aquel momento. Se produjo desde entonces sanación, gozo y liberación en mujeres de todas las edades, razas y países. Es por ello que he continuado la labor con toda mi energía y mi amor. Agradezco profundamente la visión, la ilusión, el amor y la sabiduría de mis organizadoras y de todas las mujeres que han pasado por los ciclos en este tiempo.

En este proceso…

Desde la danza, vivenciamos el cuerpo físico y emocional, invitándonos a ir más allá de ellos con amor y consciencia, en un ambiente respetuoso y amoroso, practicando la entrega al movimiento del espíritu.

Exploramos técnicas potentes, sencillas y eficaces provenientes de la danza meditativa, el chamanismo y la tradición taoista como recursos para crear equilibrio y armonia en nosotras y en nuestro entorno.

Además, aprendemos a cuidarnos mejor en cada fase del ciclo de nuestra sangre mediante el conocimiento de la alimentación y las hierbas medicinales.

Incluimos en cada encuentro la ceremonia medicinal del temaskal, para reconectar con el útero de la tierra, recibir el calor fecundador del fuego, el agua purificadora y el aliento de vida en el canto de las piedras sagradas.

Escuchamos con rigor la información procedente de:

  • la intuición
  • el mundo de los sueños
  • la sabiduría del corazón
  • la magia de la naturaleza
  • los huesos como bibliotecas vivas
  • las sincronías reveladas en este proceso compartido.

Aprendemos a crear, compartir, sembrar, nutrir, crecer, madurar y morir en cada ciclo de vida. A permanecer en contacto con la esencia divina, con la sabiduría ancestral femenina, con el corazón que comparte sin juicios su camino consciente.

Trabajamos en grupo cerrado. Después del primer encuentro, que es abierto para que puedas experimentar como es este trabajo y decidir si quieres participar en los otros tres, se cierra el grupo y una vez creado el grupo, seguiremos danzando juntas hasta el ultimo encuentro para crear un círculo de confianza en el que poder profundizar.

En la Danza de la Luna mujeres de todas las edades, razas y países han experimentado sanación, amor, gozo y liberación. Por eso he continuado la danza poniendo toda mi energía y mi amor en ella.

Acordamos un compromiso de todas con el círculo que creamos. Por mi parte, sostengo los talleres, rituales y procesos de crecimiento entre encuentros y cada danzarina se compromete a la asistencia a todas las convocatorias y a cubrir el pago de todos los encuentros para sostener el espacio de la danza y el círculo.

Esta práctica es algo vivo, no hay dos ciclos iguales, de la misma forma que no hay dos grupos iguales, de manera que en cada ciclo trabajamos temas distintos que se mueven dentro de una estructura, en función del movimiento de la vida y de la energía de cada grupo y sus necesidades.

La Danza de la Luna es una práctica en espiral que cuanto más la realizas más profundidad e información te ofrece. En un primer ciclo, tocarás una capa de tu Ser. Si tu intención es llegar hasta los huesos, entonces cuanto más dances a la Luna, mejor.

Danzando las fases lunares:

Esta danza es una ofrenda que fortalece al Femenino en ti y en todas las mujeres y hombres. El equilibrio de tu cuerpo de Mujer bajo la guía y luz de la Abuela Luna también contribuye a la armonía del campo Femenino Universal en todas tus relaciones.

En cada encuentro nos sumergimos de pleno en una de las fases de la luna en ti:

  • Luna Nueva, Desvelando a la Oscura. La fase de la Bruja, la tierra fértil, el útero y las semillas. Tiempo de la menstruación. Agua, muerte y nueva vida. Riñones, trabajo sobre los miedos.
  • Luna Creciente, Danzando a la Niña Luna. La fase de la Niña, energía de crecimiento, ascendente. Madera, brotes de nueva vida. Hígado, trabajo sobre la depuración emocional.
  • Luna Llena, En brazos de la Madre. La fase de la Madre, amor radiante, nutridor, incondicional. Tiempo de la ovulación, de la madurez. Corazón, trabajo sobre el amor, la entrega y la fusión.
  • Luna Menguante, La Voz Ancestral. La fase de la Hechicera, la sabiduría ancestral, el descenso a la intuición, introspección. Metal, consciencia, discernimiento, romper cadenas. Pulmones, trabajo sobre el desapego, consciencia y equilibrio.

¡Estás invitada a danzar, Hija de la Luna!

Camino hacia la plenitud

El taoismo promueve el pleno desarrollo de las capacidades humanas y la conciencia unificada con todo lo que existe en el universo.

Los pensadores taoistas concluyeron que el ser humano necesita cultivar cualidades yin para alcanzar la salud, el equilibrio emocional y la iluminación.

Las mujeres pertenecemos al yin. Si recuperamos la plena consciencia del significado de nuestra naturaleza y nos atrevemos a ser nosotras mismas, podremos abrirnos a la comprensión de la fuerza de la vida en equilibrio y alcanzar la plena realización de nuestro potencial.

Como mujeres necesitamos explorar libremente el sentido del amor y la sexualidad, volver a descubrir lo que es propio de nuestra naturaleza, abandonando expectativas, prejuicios y patrones del pasado.

Descubre la Mujer que eres.

Navega por el río cambiante de tu Ser, tu sexualidad y ciclos de energía creativa.

Habita tus infinitas facetas de Mujer equilibrando yin y yang con respeto y amor.

Esta es una formación sobre la ciclicidad y la esencia femenina y no damos diplomas porque no necesitas ningún diploma para ser mujer, para conocerte, para amarte incondicionalmente, para relacionarte desde la mujer que eres…. cada una sabe hasta donde llega en cada momento y todo es perfecto, todo esta muy bien.

Testimonios

Te dejo aquí perlas que han escrito algunas de las mujeres danzarinas de la luna que ya han pasado por este ciclo anual y que han puesto en palabras una parte de su vivencia por si te inspiran… Puedes ver más en el apartado testimonios.

“La Danza de la Luna fue la tela de araña invisible y resistente tejida con cuidado por Teresa y el grupo convocado, que me permitió atreverme a caminar en el aparente vacío.

En esta danza recordé quién soy y cómo es vivir con autenticidad desde el poder del amor. Las palabras no serán nunca suficientes para agradecer este trabajo que, con gran sabiduría, propone y sostiene Teresa, con dulzura de niña, fuerza de madre, firmeza amorosa de maestra y fe de anciana. Gracias infinitas y un abrazo interminable.”

Daniela. I Ciclo Danza de la Luna. Barcelona.

“La Danza de la Luna de la mano de Teresa ha sido una bendición en mi vida. Desde la alegría, la ligereza y la firmeza me ha permitido transitar bloqueos, miedos y sombras a los que he puesto conciencia y luz, integrándolos con una mirada amorosa y poniéndolos al servicio de mi Ser más luminoso, con el entendimiento más elevado de sostener el rezo al divino femenino para sanarme a mi, a mis hermanas y a la gran madre tierra. Gracias Teresa y a todas mis hermanas danzantes de luna por acompañarme y ser espejos en este precioso viaje.”

Eva. I Ciclo Danza de la Luna. Barcelona.


Visita la agenda para informarte sobre las fechas, ciudades y paises donde se realiza este trabajo. Si quieres organizar este taller en tu centro, por favor, contacta conmigo.

 Subir