LA QUE AMA A TODAS LAS COSAS

susan-seddon6

Madre, enséñame cómo amar
Más allá de mi miedo humano,
Enséñame todas las alegrías de la vida
A través del velo de lágrimas.

Permíteme encontrar el placer de
Unas gentiles manos amantes,
Déjame conocer la sabiduría
Del respeto sin exigencias.

Oh, Guardiana del Perdón,
Enséñame cómo ver
Más allá de los juicios pobres,
Sosteniendo la dignidad humana.

Aprenderé tu Medicina
De Madre, amante, amiga,
Enseñando a otros cómo amar
Y sanar sus corazones rotos.

La Que Ama Todas Las Cosas es la Madre de Clan del Séptimo Ciclo Lunar y del mes de Julio. El color conectado con su medicina es el amarillo y su ciclo representa amar la verdad que se encuentra en todas las formas de vida. Ella nos muestra la sabiduría de la compasión y cómo ser una mujer amante y una madre que nutre.

La Que Ama Todas Las Cosas es la Guardiana de la Sabiduría Sexual y nos muestra que cada acción en la vida física es tan sagrada como nuestro crecimiento espiritual porque son lo mismo. Al comportarnos como si todos los actos fuesen sagrados, no aparece el juicio. Esta Madre de Clan nos enseña a amar nuestro cuerpo y honrar los placeres de ser humano. Nos muestra que la respiración, la comida, pasear, jugar, trabajar, contemplar un amanecer, hacer el amor y danzar son todos actos de placer que la Madre Tierra ha otorgado al ser humano. Ella nos pide hacer todos los actos de la vida con un corazón feliz. En su sabiduría, La Que Ama Todas Las Cosas, nos muestra que cuando encontramos las alegrías de la vida física, no tratamos de escapar de nuestro dolor mediante adicciones o falsos placeres o patrones de comportamiento compulsivos.

La Que Ama Todas Las Cosas es la Guardiana del Amor Incondicional y se encuentra conectada con el Gran Padre Sol. Como la luz del Gran Padre, mientras brilla sobre todas las cosas sin retener su calor o sostenimiento dador de vida, esta Madre de Clan ama a todos sus hijos por igual. Ella utiliza una forma de amor incondicional para mostrarnos que no juzga nuestra conducta. Tiene la voluntad de amarnos lo suficiente como para permitirnos ir a través de las duras lecciones que nos imponemos a nosotros mismos y que son las consecuencias de seguir un camino cruzado. Experimentar las consecuencias de nuestras acciones realizadas sin amor puede que no nos proporcione placer, pero recordar y evitar estos obstáculos en el futuro puede hacernos retornar al equilibrio. Esta Madre de Clan sostiene la sabiduría de enseñar a sus hijos, sin asfixiarles ni imponerles reglas rígidas. Utiliza su habilidad para permitirnos ir a través de las duras lecciones de la vida por nosotros mismos pero siempre nos espera para nutrirnos en nuestras desilusiones y sanar nuestros corazones rotos.

La Que Ama Todas Las Cosas, nos enseña que cualquier acción en la vida es equitativa, porque la reacción es igual a la acción original. Si cuidamos bien nuestro cuerpo, estará saludable y será bueno para nosotros. Si nos nutrimos y respetamos, reclamaremos el mismo respeto y la misma nutrición a los demás. Si nos mentimos a nosotros mismos, los demás nos mentirán del mismo modo. Si pensamos positivamente, ocurrirán buenas cosas que sostengan nuestras actitudes. Si aplicamos el amor a la verdad a todo, encontraremos vías para conocer y amar al Ser.

Esta Madre de Clan nos instruye de forma que aplica el concepto de libre albedrío en su manera más pura. Su mayor comprensión es que, sin importar lo que ocurra, evolucionaremos. Sanar y crecer puede tomarnos muchos ciclos de la Rueda Medicinal, pero su voluntad es amarnos incondicionalmente a través de todos los Ritos de Paso hasta que nos amemos lo suficiente como para romper los patrones de esclavitud auto inducidos.

La libertad que encontramos en amar al Ser sin condiciones es el talento que hace a La Que Ama Todas Las Cosas la Guardiana de los Niños. Permite a los niños desarrollar su propia expresión amorosa, animándoles a ser lo mejor de si mismos. Esta Madre de Clan utiliza el amor de los niños en el descubrimiento de la vida como una guía para el crecimiento de los jóvenes. Enseña a nuestro niño interior a aceptar el amor, dar amor, y encontrar formas de amar el ser y amar la verdad sobre todas las cosas.

La Que Ama Todas Las Cosas, es la Madre-Nutridora, una amante sensual, la Guardiana de Todos los Actos de Placer, y la Guardiana de la Sabiduría Sexual. Esta Madre de Clan encarna los atributos de un amigo devoto que puede ver la fortaleza de nuestra Medicina personal, tanto como nuestras debilidades, aceptando nuestros dos aspectos sin juzgarlos. Pacientemente, nos sostiene en nuestros procesos de crecimiento señalando nuestros talentos, estimulándonos para crecer. La Que Ama Todas Las Cosas ignora nuestra falta de voluntad a la hora de utilizar los talentos que tenemos a mano, porque entiende que, en nuestros caminos personales de sanación, algún día los encontraremos en nosotros mismos.

Texto: The 13 Original Clan Mothers. Jamie Sams. Editorial Harper Collins.

Traducción: Teresa Rodríguez.

Ilustración: Susan Seddon Boulet.

Subir