SOLTAR

dulzura

No se puede confinar al viento.
No se puede agarrar el infinito.
No se puede atrapar al tiempo.
No se puede encerrar al espíritu.
No.

Así que suelta.
Suelta toda ilusión
de que el mundo puede ser controlado.
Suéltate y deja libres
a tus seres amados.

Tú y ellos pertenecéis al viento.
Tú y ellos sois océano,
polvo estelar que danza suelto
en el seno de la oscuridad.

No se puede dominar al océano.

Suelta.
Suéltate.
Hazlo ya.

Texto: © Teresa Rodríguez
Fotografía: © Michael Julian Berz

Subir