RAÍCES DE AMOR

aaron-paquette-01

La siembra de la sangre de luz
es la siembra de la vida
en el Árbol del Corazón de la Madre Tierra.

Sitúa una mano sobre tu corazón y escucha cómo a cada latido las raíces del amor brotan de él y se hacen cada vez más grandes. Coloca una mano en tu vientre y escucha cómo a cada latido las raíces del amor llegan hasta tu útero y conectan todo tu sistema con la energía de la Madre Tierra y el Padre Cielo.

Escucha. Llevan muchos cantos.
Escucha. Danzan en ti.
Escucha. Abren el amor y la alegría en tu Tierra bendita.
Escucha. Los dones afloran en ti.

Si estás dando leche a tu bebé deja que chupe el néctar que brota de las raíces del amor, pues es su primer contacto con la constancia del amor y el equilibrio en su vida terrestre.

En cualquier situación deja que crezcan las raíces de tu sangre en la pureza del Amor que todo lo sana, todo lo sostiene, todo lo abre y transforma.

Toma el amor, entrégalo y da las gracias por esas puras raíces eternas que nos hermanan en nuestro corazón de Mujer.

Aho.

Texto: Teresa Rodríguez

Ilustración: Aaron Paquette.

Subir